OftexOftex

Exportar a países emergentes (BRIC, MINT, CIVETS, VISTA)

Nuestro asistente de exportación, Matías González, nos hace un extenso artículo sobre los países emergentes y sus diferencias a día de hoy. Exportar a estos países emergentes es una opción, pero tenemos que conocerlos bien. Aquí las palabras de nuestro compañero:

De todos es sabido que ya no se puede contar con un sistema en el que los países desarrollados producen bienes para ellos mismos y los países en vías de desarrollo; desde hace tiempo, los países llamados emergentes se han hecho un hueco en el escenario internacional que va cobrando protagonismo cada vez más hasta que, en los próximos años, estos países se conviertan en potencias de primer orden.

A estas alturas ya no es recomendable hablar de estos países como si se tratara de un bloque homogéneo porque cada uno de ellos ya ha desarrollado una tipología diferenciada, lo que nos obliga a estudiarlos y pronosticar su escenario económico de manera independiente, sobre todo después de que los bancos centrales de cada uno de estos países sean ya mucho más independientes y no dependan del dólar, por lo que pueden ir devaluando y reforzando su divisa tal y como necesiten en cada momento.

Estos países no se financian ya en dólares, sino en moneda local, lo que permite tener bancos más saneados y una mejor imagen, al mismo tiempo que una entidad nacional cada vez más formada e influyente en los países del entorno.

Así pues, en 2020 ya deberíamos ir acostumbrándonos a que Nueva York, Londres o Tokio compartan protagonismo con Shanghái, Sao Paulo, Pekín, Buenos Aires, México, Bombay y Delhi como grandes centros del consumo mundial.

El hueco que los emergentes están dejando en su ascenso lo están cubriendo retahílas de acrónimos que nos muestran los países por venir, como los CIVETS (Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto, Turquía y Sudáfrica), los MINT (Malasia, Indonesia, Nigeria y Turquía) o los VISTA (Vietnam, Indonesia, Sudáfrica, Turquía y Argentina), pero en este artículo nos centraremos en los más relevantes, los BRIC (Brasil, Rusia, India y China) para ver cuáles son sus perspectivas en los próximos años.

BRASIL

Las políticas de Lula potenciaron la exportación de materias primas, lo que propició la creación de un sistema social y estructural muy grande que se mantenía con estas exportaciones. Recortando un poco el gasto consiguió convertir su déficit en superávit.

Vilma Rousseff se ha encontrado con una bajada de las exportaciones por la bajada de las materias primas y la competencia china, lo que hace que no haya recursos para mantener el sistema que implantó Lula, no pueda pagarse, cree déficit y caiga la divisa. Además, la política está muy polarizada en el país, lo que no permite hacer reformas estructurales y la política intervencionista de Roussef frena a los inversores.

A pesar de ello sigue siendo un mercado efervescente. Es muy de remarcar que la tasa de crecimiento sigue siendo positiva, aunque muy baja para las últimas tasas brasileñas, en 2015 se espera un 1,5% de crecimiento. Este desencanto hace ser cautos a los inversores.

El pesimismo en cuanto al crecimiento tiene mucho que ver con las malas expectativas para el sector industrial, cuya producción cae gradualmente pese a las cada vez más numerosas medidas del gobierno para incentivar las ventas de la producción industrial.

Diversas dificultades frenan el potencial brasileño: la fuerte apreciación de la moneda, el mal estado de las infraestructuras y las desigualdades sociales y geográficas (una de la mayores de los países emergentes). A su vez, hay una gran utilización del crédito entre amplias capas de la sociedad, lo que se ve con cierta incertidumbre para el futuro. A mediados de 2013, estalló un vasto movimiento de protesta popular, que criticaba el estado vetusto de las infraestructuras de transporte y los servicios públicos, el mal estado del sistema educativo, el costo de la vida y los gastos para el Mundial de Fútbol de 2014.

Además, las inversiones públicas no alcanzan para asegurar un crecimiento sostenible y las inversiones privadas han bajado en 2013. Los observadores insisten en la fragilidad del país en caso de crisis externas. A pesar de estos problemas. Brasil dispone de multinacionales eficaces, un sector agroalimentario eficaz, reservas cambiarias importantes (367 mil millones de dólares) y un Banco público de desarrollo potente.

RUSIA

Las perspectivas para Rusia no son favorables, la caída del precio del petróleo y la crisis ucraniana seguirán siendo los dos principales riesgos para el crecimiento del país, lo que podría contraer el crecimiento hasta un 1,5% el próximo ejercicio. El banco central ha intervenido para frenar la depreciación del rublo, la fuga de capitales y la elevada inflación.

Después de sufrir en 2009 la mayor recesión desde la caída del bloque soviético y luego haberse recuperado, el crecimiento siguió estancado en 2013, únicamente estimulado por el consumo de los hogares y la explosión del crédito de consumo, pero amenazado por las fugas de capital la contracción de las inversiones.

La producción industrial está sometida a la falta de competitividad, porque el foco del desarrollo y los ingresos del país se ha puesto en el sector energético. El aumento promedio de los sueldos es más rápido que el de la productividad.

La economía rusa afronta diferentes desafíos: su dependencia a las materias primas (que la vuelve una economía de renta), la corrupción (que genera un mal clima de negocios), la ausencia de reformas estructurales, una población que enjevece, la vulnerabilidad con respecto a la inestabilidad económica de la zona euro y la posible ralentización de China.

La tasa de desempleo, que había aumentado como consecuencia de la crisis financiera de 2008/2009, ha vuelto a bajar hasta niveles cercanos a los existentes antes de la crisis (6%), y los sueldos reales han aumentado.

Sin embargo, las desigualdades siguen siendo fuertes, especialmente entre las grandes ciudades y las zonas rurales. Un 1% de la población posee 71% de los activos privados. A pesar de la aparición de una clase media en las ciudades, la tasa de pobreza se mantiene en un 16%. Un movimiento contestatario, nacido en la clase media, reclada el fin de la corrupción y el nepotismo.

CHINA

Ante la incertidumbre de los últimos años, una de las pocas certezas para los venideros es que en pocos años, EE UU ya no será la mayor potencia económica del mundo, habrá sido destronada por China. El país seguirá inmerso en un cambio de modelo económico que esté más centrado en el consumo interno y menos en las exportaciones, como ocurre ahora.

Esto puede producir un crecimiento menor de lo habitual en China (por debajo del 7%). La inquietud que reina en torno a China es saber si esta desaceleración será brusca o progresiva. Se espera que el Banco Popular chino baje los tipos de interés e inyecte liquidez el próximo año, lo que debería respaldar al mercado de aquel país.

Sin embargo, las carencias democráticas y de libertades siguen siendo un problema interno y externo a pesar de algunas tímidas reformas como el cierre de los centros de trabajos forzados, una mayor independencia de las cortes de justicia a nivel local o la flexibilización de la política del hijo único. El interés por el crecimiento económico es seguido por las preocupaciones sociales, como la degradación del medio ambiente, la corrupción o el aumento de las desigualdades.

Todavía existen grandes diferencias entre los niveles de vida de la ciudad y el campo, entre las zonas urbanas de las costas de China y el interior y el oeste del país, así como entre las clases medias urbanas y los olvidados por el crecimiento. Estas desigualdades preocupan cada vez a las autoridades chinas y a los inversores. Si bien la pobreza ha disminuido considerablemente en China, sigue afectando a casi el 10% de la población (esto es, más de 120 millones de personas), que vive con menos de 1 dólar al día.

INDIA

El país se verá beneficiado por la caída del precio del crudo, aunque experimentara un crecimiento bajo, debido a la morosidad de la coyuntura internacional y de los malos resultados de los sectores manufacturero y minero. Se esperan mejores resultados como consecuencias de los buenos resultados agrícolas, que debieran estimular el consumo.

La prioridad del gobierno, por ello, ha sido reabsorber su doble déficit presupuestario y de cuenta corriente. El presupuesto busca llegar a un “crecimiento para todos” aumentando el gasto público en 16%. Consideraba destinar 140 millones de euros a un fondo para la seguridad y la creación de un banco exclusivo para las mujeres, el aumento del presupuesto de defensa y la extensión del programa “direct cash converter” para los pobres.

Los prejuicios de casta causan un impacto negativo en la economía de la India y pueden llegar a ser un obstáculo para la prosperidad del país, por lo que el primer ministro indio, Narendra Modi, que tiene entre sus objetivos la supresión de castas.

La industria sigue siendo el punto débil del país: este sector está sometido a los cortes de electricidad, un acceso difícil a la propiedad de la tierra, y una legislación laboral demasiado rígida. En paralelo, se cuestiona el rol del crecimiento como motor de desarrollo, y se insiste más bien en la educación y la salud. De hecho, el turismo sanitario es una realidad que mueve anualmente unos 2.300 millones de dólares.

India sigue siendo un país pobre: el PIB per cápita es bajo, cerca del 25% de la población sigue viviendo por debajo del umbral de la pobreza y las desigualdades son importantes. La mitad de los niños de menos de cinco años sufren de malnutrición. El desempleo bordea 7% de la población activa.

contenedores-maritimos

Foto: mimbrea.com

 

Podemos ampliarte más información sobre este post. Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo:

Acepto la política de privacidad.
Oftex
About Oftex

Comentarios

Oftex Internacionalizacion

Dejanos tu nombre y tu email para enviarte el link de descarga

Error: Please enter a valid email address

Error: Invalid email

Error: Please enter your first name

Error: Please enter your last name

Error: Please enter a username

Error: Please enter a password

Error: Please confirm your password

Error: Password and password confirmation do not match