¿Por qué exportar a Alemania y cómo hacerlo?

Exportar a Alemania se está convirtiendo en la forma de negocio habitual para muchas empresas españolas. La república federal ha sabido adaptarse a las nuevas condiciones de la globalización y consiguió, en 2016, obtener el mayor superávit de cuenta corriente del mundo, más de un 8 % de su PIB. Además, el Deutsche Bank prevé que este se duplique en los próximos 20 años.

No es de extrañar, por tanto, que nuestro país haya puesto los ojos en la economía alemana. Con casi 82 millones de habitantes, se ha convertido en el segundo país más poblado de Europa y un punto de referencia empresarial por la gran cantidad de ferias que tienen lugar.