Cómo exportar conservas vegetales a Japón

Si comparamos la demanda nacional de productos relacionados con la industria de las conservas en Japón, es demasiado grande en comparación con el tamaño de la misma. Además, desde hace ya algunos años esta industria en Japón no ha cesado de disminuir, entro otras, por la entrada de productos del exterior con precios más competitivos.

La producción nacional se centra en la elaboración de algunas conservas vegetales, principalmente brotes de bambú, espárragos, maíz dulce, champiñones, setas enoki, guisantes, judías rojas japonesas y tomates ya procesados. Toda esta producción  nacional se concentra en un pequeño y limitado grupo de empresas, donde las dos primeras y principales representan casi el 40% de la cuota de mercado.

Esta tendencia negativa de la producción nacional, tanto de venta interna como exportadora, contrasta con el aumento progresivo de las importaciones. Si nos fijamos en España, ocupamos el noveno puesto com país exportador de conservas vegetales, con un total de 16.624 toneladas. Éstas no han parado de crecer hasta 2013. En el año 2014 las conservas de tomate han seguido creciendo, pero las demás han visto reducida su demanda un escalón (claro, después del gran repunte de los años 2012 y 2013).

En cuanto a productos, las conservas vegetales españolas más exportadas a Japón son el tomate y otras como son las aceitunas, conservas vegetales en vinagre, legumbres y patatas. Dentro del gran abanico de posibles conservas que podemos exportar a Japón, éstas son las que mejores números están devolviendo en estos últimos años, centrando como producto estrella la conserva de tomate.

RECOMENDACIÓN

Nuestra recomendación es contar con un buen equipo de profesionales que nos ayuden a entrar a este país, y entrar con un producto diferenciado. Lo ideal es diferenciarse como producto gourmet, artesanos, de alta calidad y cuidada presentación para buscar un segmento de mercado ideal.

¡Conoce nuestro Servicio Integral y consúltanos sin compromiso!

 

Fuente: ICEX.