Cómo hacer un estudio de mercado exterior

La internacionalización es uno de los mayores desafíos a los que se puede enfrentar una empresa y por eso es fundamental desarrollar una estrategia sólida que cuente con un sistema de información fiable capaz de garantizar el éxito de las operaciones comerciales. La fase inicial de este proceso es clave y decisiva para saber si éste será exitoso o no, por tanto es muy importante que la empresa no deje nada a la improvisación y recopile datos lo más rigurosos y actualizados posible. Lo cual minimizará el riesgo de incertidumbre y los costes innecesarios.

La eficacia de este gran salto consiste en conocer en profundidad el mercado al que exportaremos. Y para ello, es bueno basarse en fuentes de datos cómo el ICEX,  las Cámaras de Comercio u otras fuentes de pago que recopilen informes de distintos países.  Aun así, hay cuatro elementos que nunca deberán faltar en la investigación del mercado exterior: