Vender y Exportar a Mercados de Bajos Ingresos

Sumergidos en pleno siglo XXI las grandes empresas comienzan a convertir las necesidades en oportunidades. Vender en mercados más allá de los países desarrollados y entornos menos saturados. Idear proyectos que combinen rentabilidad e impacto social positivo.  Parece ser por tanto que el nuevo reto de las empresas españolas es abordar los mercados de bajos ingresos en su estrategia de internacionalización en vez de ir a los mercados ya saturados.