Exportación de fruta: India, puerta del mercado asiático

India es un gran consumidor y productor de fruta, sobre todo de manzanas, sin embargo las carencias de sus infraestructuras de conservación le obliga a convertirse en importador. El país importa cerca de 200 millones de kilos anuales de manzanas procedentes principalmente de China, EEUU y Chile.

España, referente en la exportación de fruta, ha sabido aprovechar este hecho sobre todo en los últimos años. La apertura del mercado Indio en este sentido ha supuesto para los productores españoles una noticia muy positiva ya que se trata de un mercado más cercano que el chino y que gracias a su gran consumo de frutas y verduras tiene un enorme potencial de crecimiento futuro. De esta manera, India se convierte en un fuerte punto de entrada al mercado asiático.

 

Inconvenientes de la exportación de manzanas a India

Puede que no sea todo positivo en esta nueva dirección de exportación. Comerciar con India en este sentido puede tener dos grandes inconvenientes.

El primero es que como hemos dicho, a pesar de todo, el país es un gran productor de fruta y por lo tanto las exportaciones deberán esperar a realizarse una vez terminada la temporada de manzana propia. Además, la relación comercial ya establecida con Estados Unidos o Chile obliga a España a ofrecer precios más competentes en comparación que posibiliten situar el producto de aquí frente al de los otros países.

Por otro lado, la principal causa de que India sea importador de fruta, su infraestructura para refrigeración, está cada vez más desarrollada. El país está comenzando a realizar inversiones para mejorar su sistema, lo que se traducirá en un alargamiento de la temporada de producción propia de manzanas.